Asterophora parasitica

Asterophora parasitica (Bull. Ex Pers) Singer

 

Descripción: sombrero muy pequeño, de 0,5 a 1 cm de diámetro, al principio globoso, después convexo-acampanado, al final aplanado; margen recurvado, frágil y al madurar bastante roto. Cutícula  lisa, sedosa, cubierta por una pruina de color blanco grisáceo con alguna tonalidad lila.

  

Láminas: gruesas, separadas, arqueadas, al principio gris-blanquecinas, después ocre-marrón. Son fértiles y forman esporas, al contrario de lo que sucede con la Asterophora lycoperdoides (Bull.) Ditmar, que se desarrollan sobre el sombrero.

 

Pie: alto, cilíndrico, sinuoso, blanco-grisáceo, cubierto por una fina pruina blancuzca que la pierde con la manipulación mostrando entonces un color marrón.

Carne: escasa, de color marrón claro, con olor harinoso pero a veces nauseabundo por la pudrición de la propia seta sobre la que nace.

Localización: poco frecuente, nace en invierno, se desarrolla  parásita de forma ocasional sobre ejemplares adultos y maduros de varias especies de Russula y Lactarius.

Comestibilidad: no es comestible.

  

Observaciones: Asterophora parasitica es una pequeña especie parásita de las Russulas nigricantes.

 

 

 

 

La Asterophora lycoperdoides (Bull.) Ditmar, es mucho más común, pero aún no la hemos visto en Extremadura, brota en las mismas condiciones, época y lugar, pero tiene el pie más corto y su sombrero está recubierto de un polvo pardo, además tiene las láminas estériles y las clamidósporas se desarrollan en la superficie del sombrero, no en la trama de las láminas como sucede con esta especie.  

Es una seta parásita que forma su micelio sobre la pudrición de las Russulas.