Elaphomyces citrinus

Elaphomyces citrinus  Vittad.

 

Descripción: carpóforo globoso, más o menos irregular, de 1 a 1,5 cm de diámetro, tuberculado y con pequeños abultamientos. Superficie totalmente cubierta de tierra que engloba parte del sustrato y de una masa micelial gruesa de un típico color amarillo oro. Peridio oculto por esa masa micelial pero visible si la separamos, liso,  grueso de 1 a 2 mm de espesor, duro y coriáceo, de color negro oscuro, azulado y con algún reflejo violáceo, dependiendo del grado de maduración. Al madurar se vuelve frágil y se rompe liberando las esporas.

 

Gleba: primero blanca, después aparece como una masa esporal negra –azulada y pulverulenta.

Localización: especie hipogea poco frecuente, nace desde la primavera hasta el invierno, se desarrolla enterrada a poca profundidad bajo el humus en bosques de frondosas, principalmente de alcornoque (Quercus suber) y roble melojo (Quercus pyrenaica) con o sin cortejo floral de Cistus.

Comestibilidad: sin ningún valor culinario.

Observaciones: Elaphomyces citrinus es una especie rara y poco frecuente en Extremadura y prácticamente desconocida en la mitad norte peninsular. Es muy fácil de reconocer directamente sobre el terreno por su pequeño tamaño y por el recubrimiento de la masa micelial de color amarillo oro que la envuelve.

Los ejemplares de las fotografías que ilustran este texto fueron localizados por perros truferos en un bosque de roble melojo en el término de Jarandilla de la Vera – Cáceres.