Amanita gracilior

Amanita gracilior Bas & Honrubia

 

Image 

 

Descripción: sombrero de 5 a 9 cm de diámetro, convexo a plano-convexo; margen incurvado, excedente, sin estrías, fuertemente apendiculado por restos del velo parcial. Cutícula cubierta de pequeñas verrugas piramidales o cónicas, harinosas que se desprenden fácilmente en la manipulación, normalmente muy manchada de tierra, de color blanco o blanco crema.

Láminas: ventrudas, muy apretadas, de color blanco, crema al envejecer.

Pie: esbelto, cilíndrico, con la base terminada en un grueso bulbo de forma natiporme, suele estar profundamente enterrado, superficie lisa o densamente punteado de escamitas. Anillo blanco, alto, corto, membranoso, harinoso, frágil y fugaz, muchas veces roto en jirones y colgando del margen. Volva harinosa y fugaz.

Image 

Carne: blanca, con sabor y olor poco pronunciados.

Localización: poco frecuente, nace en primavera y otoño, crece muy enterrada solitaria o formando pequeños grupos principalmente en dehesas de bosque mediterráneo de roble melojo (Quercus pyrenaica) y alcornoque (Quercus suber) con Cantueso (Lavandula stoechas).

Comestibilidad: desconocida, posiblemente comestible igual que Amanita boudieri Barla, pero en cualquier caso no es recomendable recolectarla para su consumo debido a que nace al mismo tiempo que la mortal Amantita verna (Bull.: Fr.) Lamarck con la que además muchas veces comparte el mismo hábitat.

Observaciones: Amanita gracilior es una especie difícil de separar de otras amanitas blancas. Podría confundirse con Amanita boudieri Barla.