Auricularia mesenterica/Ascocoryne solitaria

Auricularia mesenterica (Dicks.: Fr.) Pers.

Image 

Descripción: carpóforo de longitud muy variable, hasta 15 cm de ancho,al principio adherido al sustrato, después formando sombreros imbricados más o menos semicirculares de consistencia gelatinosa y elástica; margen redondeado y lobulado, de color parduzco. Cutícula muy zonada, cubierta por largos pelos blanquecinos a grisáceos marcando círculos y zonas de tonos diferentes.

Himenio: o cara inferior lisa con pliegues o arrugas más o menos marcadas, de color pardo rojizo o pardo vinoso.

 

Pie: no tiene, se fija al sustrato directamente.

Carne: elástica, gelatinosa, coriácea en seco, translucida; de color pardo rojizo.

Localización: frecuente, crece en lugares húmedos sobre madera caída de diferentes frondosas especialmente de olmo (Ulmus sp) y álamo (Populus alba).

Comestibilidad: comestible sin interés y gastronómicamente inferior a la “oreja de Judas”.

Observaciones: Auricularia mesenterica es una especie saprófita de madera muerta, fácil de reconocer por su cutícula densamente pelosa, himenio liso, arrugado y consistencia gelatinosa.

En Extremadura, y también sobre madera podemos encontrar Ascocoryne solitaria.

 Ascocoryne solitaria (Rehm) Dennis, Kew Bull.

  

Descripción: carpóforo muy pequeño, de color violeta formado por una masa gelatinosa; se agrupan unos contra otros tomando formas muy diversas que en la fase axesual recuerdan a un cerebro y en la forma sexual, cuando están totalmente desarrollados recuerdan a una pequeña Tremella. Primero aparecen las fructificaciones secundarias en forma de clava de color rosa violeta  con la cabeza blanca y después surge la forma sexual, son del mismo color, plisados, ondulados y ampliamente turbinados, suelen formar grupos muy apretados.

Pie: relativamente largo en la forma conidial y algo más corto en la forma sexual.

Carne: elástica, escasa y gelatinosa. Olor inapreciable.

Hábitat: nace en invierno formando grupos cespitosos. Fructifica sobre distintos restos de madera.

Comestibilidad: sin interés comestible.

Observaciones: Ascocoryne solitaria es una especie de pequeño tamaño que en su forma sexual se caracteriza por su forma de copa muy abierta lobulada y laminada.  Los ascomas de las fotografías que ilustran el texto fueron recolectados en invierno, creciendo sobre una raíz descortezada de Eucalyptus globulus en las Casas de Miravete-Cáceres. 

Con frecuencia aparecen mezcladas otras fructificaciones parecidas que se corresponden con el estado codinial o imperfecto. En nuestra recolecta ambas fases del hongo, la sexual y la conidial, convivían juntas sobre la misma rama.

Agradecemos a nuestro amigo y gran conocedor de los hongos Ascomycetes,  Enrique Rubio la determinación de esta especie.