Boletus aereus

Boletus aereus Bull.: Fr.

 Hongo negro

 

 Image 

Descripción: sombrero robusto de 5 a 25 cm de diámetro, primero globoso, después convexo-aplanado; margen excedente de color más claro que el sombrero. Cutícula seca, algo aterciopelada, de color variable, pardo negro, oscuro uniforme o con zonas más claras, incluso con tonos castaños-claros o con reflejos bronceados.

Poros: pequeños y redondos, blancos al principio, después amarillentos y verdosos, no azulean al tacto. Tubos largos, finos, del mismo color que los poros.

 Image 

 Pie: muy robusto, macizo, ventrudo, de color pardo claro a crema, cubierto de una fina retícula.

Carne: dura, compacta, blanca, inmutable en los ejemplares jóvenes, en los ejemplares maduros pueden aparecer tonos rosas vinos, de sabor dulce y olor muy intenso y agradable.

 Image 

Localización: frecuente y a veces muy abundante, nace en primavera y otoño bajo castaño (Castanea sativa) encina (Quercus rotundifolia) alcornoque (Quercus suber) y roble melojo (Quercus pyrenaica) e incluso entre la jara pringosa (Cistus ladanifer).

Comestibilidad: comestible excelente, posiblemente el mejor de todos los Boletus y una de las mejores setas comestibles.

 Image 

Observaciones: Boletus aereus es una especie que se caracteriza por el color oscuro del sombrero. Se puede confundir con Boletus reticulatus Schaff., confusión que no tiene ningún problema ya que este último también es un buen comestible.

Puede ser muy abundante en las dehesas de Extremadura, incluso a finales de primavera si las condiciones meteorológicas le son favorables. Es muy codiciado por los micófagos y ,el que escribe estas líneas lo considera el mejor de todos los boletos. Nosotros los solemos preparar guisados con patas y están exquisitos, a esta receta la llamamos “Boletos guisados con patatas al pimentón de la Vera”. Os la recomendamos.
Suele agusanarse con mucha facilidad, sobre todo en primavera y es frecuente encontrar ejemplares muy jóvenes invadidos por larvas.