Boletus reticulatus

Boletus reticulatus Schaeff

Boleto reticulado de verano

 Image 

Descripción: sombrero de 6 a 12 cm de diámetro, primero globoso, después semi-esférico y, finalmente convexo-aplanado; margen fino, excedente, incurvado a plano-decurvado. Cutícula finamente aterciopelada, de color uniforme, de pardo claro a café con leche; se cuartea en tiempo seco y caluroso.

Poros: pequeños, apretados, al principio blancos y verdes oliváceos al madurar. Tubos libres, largos, del mismo color que los poros.

 Image 

Pie: robusto, macizo, ventrudo al principio, después cilíndrico ensanchado hacia la parte inferior, de color pardo claro, cubierto todo de una fina red de malla larga y de color blanco, más pronunciada en la mitad superior.

Carne: blanca inmutable, esponjosa; de sabor y olor agradables.

  

Localización: frecuente y abundante, nace en primavera y otoño, solo o formando grupos bajo castaño (Castanea sativa) alcornoque (Quercus suber) o roble melojo (Quercus pyrenaica).

Comestibilidad: comestible, forma parte del grupo conocido por los micófagos como “los cuatro magníficos” que son; B. aereus, B. edulis, B. pinicola y B. reticulatus.

 Image 

Observaciones: Boletus reticulatus es una especie que se caracteriza por su color avellana uniforme y el pronunciado retículo del pie. Se puede confundir con algunos ejemplares de Boletus aereus Bull.: Fr., confusión que no tiene ningún problema ya que este último también es comestible.

La cutícula de este boleto se cuartea con el calor lo que ha dado lugar al epíteto que define a la especie; Reticulatus: del latín, reticulum = redecilla para el pelo, saco de mallas. Por la cutícula que se agrieta y cuartea de manera muy llamativa.