Bovista plumbea/Bovista limosa

Bovista plumbea Pers

  

Descripción: carpóforo globoso de 2 a 4 cm de diámetro, se abre en el ápice con un estoma redondeado irregular para liberar las esporas. Exoperidio delgado, frágil, fugaz, de superficie lisa, de color blanco, se rompe en la madurez en trozos irregulares dejando ver el endoperidio, desaparece con la madurez.

Endoperidio: delgado, liso, al principio blanco, después amarillento y al final gris plomo.

  

Pie: no tiene.

Carne: gleba al principio blanca, después amarillenta y al final pardo-olivácea, de olor a hongo y sabor dulzaino.

Localización: frecuente en distintas estaciones del año si las condiciones son favorables, fructifica formando pequeños grupos en prados, pastizales y lugares herbosos nitrificados por los animales.

Comestibilidad: comestible mediocre de joven cuando la carne (gleba) está blanca y dura.

 

 Observaciones: Bovista plumbea es una especie que se caracteriza por su Exoperidio de color blanco que se fractura dejando ver el endoperidio de color gris plomo. Otra bovista localmente abundante en Extremadura es Bovista limosa.

 

Bovista limosa  Rostr.

 

 

Descripción: carpóforo muy pequeño, globoso un poco periforme, de 0,5 a 1,2 cm de diámetro. Exoperidio muy delgado, frágil, fugaz, de superficie lisa, de color blanco, se rompe en la madurez en trozos irregulares. Endoperidio papiráceo, forma pequeñas verrugas, al principio gris oscuro y después marrón; se abre en el ápice con un estoma irregular para liberar las esporas

Pie: no tiene o es muy rudimentario.

Carne: gleba al principio blanca, después amarillenta y al final pardo-olivácea, sin diafragma ni subgleba.

Localización: rara pero muy frecuente y abundante en donde nace. Aparece en otoño, fructifica muy enterrada en los briofitos, sola o formando pequeños grupos de tres o cuatro individuos. Nosotros la encontramos entre los musgos de un olivar (Olea europea) con suelo calizo.

Comestibilidad: sin interés.

Observaciones: Bovista limosa es una especie que se caracteriza por su pequeño tamaño, por el capilicio poco ramificado de tipo Lycoperdon, con septos muy frecuentes y esporas globosas con ornamentación ligeramente verrugosa y pedicelo agudo de hasta 12 micras. Se diferencia de otras especies peninsulares de esporas con pedicelos largos porque estas últimas todas tiene el capilicio de tipo Bovista.

Todas las fotografías que ilustran este texto crecían sobre musgos en un olivar del Sierro de Almaraz, Cáceres.