Endoptychum arizonicum = Chlorophyllum arizonicum

Endoptychum arizonicum  Shear & Griffiths

Image 

Descripción: carpóforo de forma globosa e irregularmente cónica, de 2 a 4 cm de altura y 1,5 a 3 cm de diámetro con la parte superior globosa y puntiaguda. La superficie es lisa, marcada por densas escamas fibrillosas, concéntricas de color variable, blancuzco al principio, después pardo grisáceo.

 Image 

Láminas: formadas por pliegues a modo de falsas láminas, de color pardo.

Pie: tiene un pseudo pie cónico muy corto, al seccionarlo queda al descubierto una columela que alcanza la mitad del carpóforo.

Carne: esponjosa, blanca al corte. Olor fúngico agradable.

  

Localización: raro, crece en otoño-invierno formando grupos de varios ejemplares en praderas adehesadas.

Comestibilidad: no es comestible.

Observaciones: Endoptychum arizonicum es una especie rara y poco frecuente en la Península Ibérica, se diferencia principalmente de E. agaricoides = Chlorophyllum agaricoides por su tamaño más pequeño, esporas más pequeñas y por la columela que es menos desarrollada y a veces no visible al aparecer abortada.

A primera vista se puede confundir con un champiñón. Se caracteriza por su forma cónica y por la presencia de láminas rudimentarias. Es una especie poco frecuente, pero curiosamente en noviembre del 2011 fue encontrada en varias dehesas de Extremadura por Justo Muñoz y Juan Antonio Suárez.

Las fotografías que ilustran este texto se hicieron a finales de noviembre del 2011 con ascomas encontrados por Juan Antonio Suárez en una dehesa de encinas cerca de Navalmoral de la Mata-Cáceres.  

Chlorophyllum arizonicum; ha sido posteriormente debidamente estudiado y dado como nueva especie para la ciencia con el nombre botánico de Chlorophyllum lusitanicum G. Moreno, Mohedano, Manjón, Carlavilla y Altés.