Geoglossum barlae

Geoglossum barlae Boud.

Fructificación: carpóforo de 2 a 3 cm de altura, en forma de pequeña clávula aplastada que se estrecha hacia la base; margen redondeado, más o menos regular. La superficie himenial es seca y cubre toda la clávula menos el pie, es ligeramente áspera o con un pronunciado surco o aplastamiento longitudinal y de color negro azabache uniforme, algo más atenuado y algo marrón en el pie que coincide con la superficie no fértil que se encuentra enterrada.

 

Pie: es como una prolongación del himenio, cilíndrico, liso, sinuoso y de color negro-marrón.

Carne: escasa, delgada, negruzca, sin sabor ni olor destacables.

Localización: nace en invierno y a principios de primavera, aislada o formando grupos de pocos individuos en sitios frescos y húmeods con abundantes musgos.

Comestibilidad: sin ningún interés comestible.

 

Observaciones: Geoglossum barlae es una especie poco común y que debido a su pequeño tamaño pasa desapercibida. Se caracteriza principalmente por su característica forma de clávula deprimida de color negro azabache uniforme. El género Geoglossum acoge varias especies que son macroscópicamente muy difíciles de determinar. Una especie parecida pero de mayor tamaño es G. glabrum que podemos ver más abajo

Geoglossum glabrum Pers

 

Fructificación: carpóforo que puede alcanzar los 8 cm de altura, tiene forma de pequeña clávula aplastada que se estrecha hacia la base, se compone de dos partes diferenciadas pero unidas. La superficie himenial es seca y cubre toda la clávula menos el pie, es ligeramente áspera o con un pronunciado surco o aplastamiento longitudinal y de color negro azabache uniforme, la parte inferior es algo más atenuada y coincide con la superficie no fértil que se encuentra enterrada.

 

Localización: nace en invierno y a principios de primavera, aislado o formando grupos de pocos individuos en sitios frescos con abundante musgo.

Observaciones: Geoglossum glabrum es una especie poco común. Se caracteriza principalmente por su forma de clávula deprimida de color negro azabache uniforme y por el tamaño grande de las clávulas.

Las fotografías que ilustran este texto fueron tomadas sobre ejemplares que crecían en invierno en suelo calizo y musgoso con jara blanca (Cistus albidus) en el Sierro de Almaraz –Cáceres.