Gymnopilus suberis

Gymnopilus suberis (Maire) Sing.

 Image 

Descripción: sombrero de 2 a  6 cm de diámetro, carnoso, al principio semiesférico, después convexo-aplanado; margen enrollado. Cutícula  cubierta por fibrillas escamosas que de joven le dan un aspecto tomentoso y cuarteadas formando placas escamosas en tiempo seco,  color amarillo anaranjado vivo,

después ocre amarillento-anaranjado.

 

 

Láminas: numerosas, apretadas, de color amarillo-anaranjado vivo, después ocre rojizo, oscurecen a la presión. 

 

Pie: corto con relación al sombrero, cilíndrico, curvado, estrechado en la base que penetra en el sustrato, blanco amarillento. Anillo muy alto, cortiniforme, membranoso, de color más oscuro que el pie.

Carne: dura, amarillenta, sabor amargo y olor a hongo.

Localización: frecuente, nace en otoño, crece aislado o en grupos sobre tocones y ramas caídas de alcornoque (Quercus suber).

Comestibilidad:  comestibilidad desconocida, pero por su proximidad taxonómica con G. spectabilis se le considera sospechoso de toxicidad.

 

 

Observaciones: Gymnopilus suberis es una especie frecuente y a veces abundante en nuestros bosques de alcornoques. Fácil de identificar por su bonito color ocre amarillento vivo y por crecer sobre madera casi exclusivamente de alcornoque.

Se puede confundir a primera vista con ejemplares pequeños de pero el crecer exclusivamente sobre madera de alcornoque los diferencia claramente.