Gyroporus cyanescens var. lacteus

Gyroporus cyanescens var. lacteus  (Lév.) Quél.

 

Descripción: sombrero grande de hasta 15 (20) cm de diámetro, primero hemisférico, después convexo y al final plano; margen grueso, excedente. Cutícula seca, ligeramente aterciopelada, afieltrada en los ejemplares jóvenes, de color blanco puro, se mancha de azul oscuro o azul negro a la presión o al más leve rozamiento.

Poros: pequeños, redondos, de color blanco puro en los ejemplares jóvenes, después blanco-crema y al final blanco-amarillento. Se manchan fuerte y rápidamente de azul oscuro a la presión. Tubos cortos, blancos, se vuelven azules al corte.

Pie: robusto, irregular, algo engrosado en la base, frágil, primero macizo pero enseguida se vuelve esponjoso y finalmente cavernoso, a veces estas cavernas se abren a la superficie formando grandes huecos que acentúan su fragilidad. Es de color blanco pero también se mancha de azul al mínimo roce.

 

Carne: abundante, sobretodo en el sombrero, firme, blanca, al corte se vuelve instantáneamente de color azul, azul negro o azul índigo en toda su superpie, incluida la del pie.

Localización: especie que nace en otoño, es exclusiva de pinares con suelo arenoso.

  

Comestibilidad: comestible, el intenso color azul que toma al contacto con el aire lo pierde al cocinarlo. Se deben consumir solo los sombreros, aunque debido a su escasez y rareza aconsejamos no recolectarlo.

Observaciones: Gyroporus cyanescens var. lacteus es una especie muy rara pero frecuente en algunos pinares arenosos de Extremadura.  Macroscópicamente se diferencia de la especie tipo Gyroporus cyanescens (Bull.:Fr.) Quél, también presentado en este trabajo, por el tamaño, el color que es mucho más claro y también por el hábitat; en Extremadura nace a principios de otoño y es exclusivo de pinares arenosos, es muy  fiel y puntual a los sitios en los que aparece, nace muy enterrado levantado la tierra como un gran hipogeo, algunas veces no consigue asomarse a la superficie, mientras que la variedad tipo no tiene este comportamiento, es más pequeña, mucho más amarilla y peluchosa, no azulea tan intensamente al corte y aparece bajo castaños y robles  tanto en otoño como en primavera,  pero nunca en los pinares arenosos.