Hebeloma radicosum

Hebeloma radicosum (Bull.:Fr.) Ricken

Descripción: sombrero robusto y carnoso de 7 a 9 cm de diámetro, al principio convexo con mamelón ancho; margen excedente, muy incurvado algo enrollado de joven y levemente ondulado con restos del velo. Cutícula, muy viscosa, fibrillosa-escamosa en seco, de color crema con manchas parduscas y tonos blanquecinos.

Láminas: ventrudas, libres a escotadas, apretadas, de color pardo a crema.

Pie: cilíndrico, algo ensanchado en la base, pruinoso por encima del anillo, escamoso pardusco sobre fondo blanquecino por debajo. Anillo amplio, membranoso con el borde desgarrado, largamente radicante y profundamente enterrado en el sustrato. 

 

Carne: dura, blanquecina a crema y con olor típico a almendras amargas, sabor dulce.

Localización: poco frecuente, nace en otoño, fructifica solitario o formando pequeños grupos bajoroble (Quercus pyrenaica) sobre suelo rico en restos de madera en descomposición.

Comestibilidad: no es comestible.

Observaciones: Hebeloma radicosum es una especie muy característica y fácil de identificar por su cutícula escamosa muy viscosa, pie muy largo y radicante profundamente enterrado con anillo membranoso muy patente.