Lepiota cristata

Lepiota cristata (Alb. & Schw. : Fr.) Kumm.

  

Descripciónsombrero pequeño, muy poco carnoso, de 2 a 5 cm de diámetro, al principio cónico-acampanado, después convexo-aplanado, con un discreto mamelón; margen no estriado, blanco, excedente y algo flocoso. Cutícula seca, rota en pequeñas escamas pardo rojizas sobre fondo blanquecino, el disco permanece pardo rosado más oscuro y no sin descamarse.

Láminas: libres, muy apretadas, desiguales, blancas con la arista algo flocosa.

 

Pie: delgado, cilíndrico, frágil, de color blanquecino con tonos pardo-rosados sobre todo en la base. Anillo simple, membranoso, normalmente oblicuo, frágil y muy fugaz. A veces lo pierde con facilidad.

 

Carne:delgada, blanquecina a rosada, de olor fuerte y desagradable.

Localización: nace en otoño tanto en bosques de planifolios como de coníferas, nace entre la hierba en praderas, lugares herbosos, jardines y en claros de de bosque.

 

Comestibilidad:no comestible, sospechosa de toxicidad y que como todas las lepiotas pequeñas de anillo fugaz no deben recolectarse para consumirlas.

  

ObservacionesLepiota cristata es una especie pequeña, pertenece al grupo de las pequeñas lepiotas, entre ellas hay algunas muy venenosas o sospechosas de toxicidad. Nace en otoño formando grupos de muchos individuos en pastizales, matorrales frescos y también debajo de las zarzas.

Es una de las especies más abundantes del género Lepiota.