Macrolepiota procera

Macrolepiota procera (Scop.:Fr.) Sing.

Hongo,  parasol, galipierno.

  

Descripción: sombrero grande, de hasta 25 cm de diámetro, al principio esférico, junto con el pie parece una maza de tambor, después convexo y al final aplanado con un discreto mamelón central. Cutícula seca, cubierta de grandes escamas  de color pardo oscuro sobre fondo crema o blanco.

Láminas: numerosas, apretadas, anchas, ventrudas, blancas y de color crema al envejecer.

Pie: alto, cilíndrico, ensanchado en la base y terminado en un bulbo grande que está semienterrado, fibroso, hueco, de color pardo, al crecer la superficie se cuartea formando dibujos en zig-zag sobre un fondo más claro. Anillo alto, doble, membranoso, móvil al madurar, blanco por arriba y pardo por abajo con los bordes desgarrados.

Carne:delgada, escasa, blanca,   tierna en el sombrero pero fibrosa en el pie, sabor y olor agradables.

Localización: nace en otoño y en primavera en diversos habitas, bordes de caminos, cunetas, praderas, dehesas, castañares, pinares y alcornocales.

Comestibilidad:  está considera como comestible EXCELENTE, sobre todo los sombreros de los ejemplares que aún no se abrieron del todo. Si nos fijamos en el dibujo del pie es difícil de confundir con otras especies del género.

Observaciones: es una especie frecuente y muy abundante en Extremadura, muy apreciada y popular, tanto es así que la Sociedad Micológica Extremeña la adoptó como logotipo.

Fácil de reconocer por su gran tamaño y por el característico dibujo del pie, y también por su típica forma de maza de tambor cuando el sombrero está sin abrir.

En nuestros campos se pueden observar varias formas de esta Macrolepiota por lo que creemos que es necesario un estudio detallado de estas formas.