Psathyrella pennata/Psathyrella hirta

Psathyrella pennata (Fr.) Konrad

  

Descripción: sombrero de 1 a 3 cm de diámetro, convexo acampanado de joven, después convexo, al final plano convexo; margen excedente, incurvado, finamente denticulado, no estriado, densamente peluchoso sobre todo en los ejemplares jóvenes. Cutícula higrófana, cubierta de fibrillas escamosas de color blanco sobre fondo pardo que van desapareciendo al madurar.

Láminas: ventrudas, anchas, crema grisáceas a negras con la arista blancuzca.

Pie: cilíndrico, curvado hacia la base con la superficie fibrillosa-escamosa, blanca sobre fondo pardo.

Carne: delgada, escasa; olor débil a hongo y sabor poco destacable

Localización: frecuente, nace en otoño-invierno, crece formando pequeños grupos sobre tierra y restos de madera quemada en pinares.

Comestibilidad: no es comestible.

ObservacionesPsathyrella pennata es una especie que se caracteriza por su típico hábitat carbonícola y por los restos del velo general que cubren el sombrero.

Los ejemplares de la fotografía que ilustra este texto crecían en un pinar quemado de Jaraíz de la Vera – Cáceres. En las dehesas de Extremadura también podemos encontrar la Psathyrella hirta que crece sobre estiércol de vaca.

 Psathyrella hirta  Peck

Descripción: sombrero de 0,2 a 2 cm de diámetro, convexo-acampanado de joven, después plano-convexo; margen fino, muy flocoso por restos del velo. Cutícula higrófana de color pardo castaño cubierta de escamas fibrillosas procedentes del velo general, densas y evidentes en los ejemplares jóvenes, desaparecen a partir del centro al madurar la seta.

Láminas: ventrudas, anchas, marrón-grisáceas con la arista blanquecina.

Pie: cilíndrico, recto o curvado en la base, blanquecino y densamente cubierto de fibrillas flocosas blancas; base bulbosa.

Carne  delgada, escasa; sin olor ni sabor destacables.

Localización: poco frecuente,  nace en otoño-invierno, crece formando pequeños grupos sobre excrementos de vaca.

Comestibilidad: no es comestible.

ObservacionesPsathyrella hirta es una especie que se caracteriza por su típico hábitat de estiércol y por los abundantes flecos filamentosos blanquecinos que cubren el sombrero y el pie de los ejemplares jóvenes.

Los ejemplares de las fotografías que ilustran este texto, crecían sobre estiércol de vaca en una dehesa cercana a Navalmoral de la Mata-Cáceres.