Pseudombrophila guldeniae

Pseudombrophila guldeniae Svrcek, Ceská Mykol.

  

Descripción: carpóforo en forma de copa más o menos regular que puede alcanzar los 15 mm de diámetro, normalmente comprimido por mutua presión, al principio es más o menos cóncavo y después abierto o aplanado; margen regular y ligeramente furfuráceo. Superficie himenial lisa, de color pardo oliváceo. Cara externa furfurácea, gris clara o blanquecina.

  

 Pie: inexistente.

Carne: de consistencia muy frágil y delgada, blanquecina que no exuda látex. Olor y sabor inapreciables.

  

Localización: por lo general nace relacionado con el subiculun, el micelio blanco de la Byssonectria terrestris y también entre los musgos o entre los restos de plantas o madera degrada contaminada con la urea de alce o ciervo y mezclados con la Byssonectria terrestris con la que usualmente están asociados. Suele aparecer de forma frecuente en los dormideros de los alces y más raramente en los de ciervos. Los ascomas de nuestra recolecta también crecían mezclados con la Byssonectria terrestris, en suelo con musgos y madera de pino degradada y posiblemente contaminada con la orina de cabra.

Comestibilidad: sin valor comestible.

  

Observaciones: Pseudombrophila guldeniae es una especie eminentemente nórdica que suele aparecer en los bosques húmedos boreales del norte de Europa en el área donde vive el alce, y está estrechamente asociada con la orina de los alces y los ciervos. Macroscópicamente es una seta que se confunde con una pequeña peziza, pero a la observación microscópica vemos que los ascos son tetraspóricos y que la reacción con las bases yodadas es negativa. En algunas recolectas los ascos pueden tener 8 esporas aunque lo más frecuente es que tengan solo 4 ya que las otras suelen abortar.

Pseudombrophila guldeniae tiene una clara predilección por nacer en los bosques de climas fríos y por eso nuestro hallazgo es poco usual y algo sorprendente al haberse realizado en Extremadura que tiene inviernos no muy fríos y primaveras cálidas.

De ella se conocen citas de Noruega, Finlandia, Estonia y República Checa. .

Nuestra recolecta es la primera cita de esta especie para la Península Ibérica y seguramente la más meridional de Europa. Los ejemplares que ilustran las fotografías fueron recolectados el 17-03-2012, crecían mezclados con Byssonectria terrestris en la linde del pinar de Torreseca (CC), España.