Scutellina scutellata

Scutellina scutellata (L: St. Amans) Lamb.

 

Descripción: carpóforo muy pequeño de 0,5 a 1,5 cm de diámetro, en forma de disco; margen regular o algo ondulado, cubierto de largos pelos de color marrón oscuro, visibles a simple vista. Superficie himenial lisa, brillante, de color rojo-vivo a rojo-escarlata. Cara externa de color parduzco y ligeramente vellosa.

  

Pie: no tiene.

Carne: delgada, blanda, rojiza, sin olor ni sabor destacables.

 

Localización: frecuente, nace en otoño y primavera, forma colonias más o menos grandes sobre madera semienterrada, diversos restos leñosos, estiércol de vaca e incluso sobre tierra en lugares muy húmedos.

Comestibilidad: sin ningún valor culinario.

  

Observaciones: Scutellina scutellata es una pequeña especie que se caracteriza por el color rojo-vivo y los pelos pardos en el margen.

Hay especies del mismo género parecidas y difíciles de separar. Es muy parecida macroscópicamente a Scutellina trechispora (Ver. & Broome) Lambotte, de la que se diferencia por la forma de las esporas que en esta última son esféricas.

En Extremadura también podemos encontrar la  Scutellinia subhirtella.

 

Scutellinia subhirtella Svrcek

 

Descripción: carpóforo muy pequeño, de 0,5 a 1 cm de diámetro con forma de disco más o menos plano; margen densamente cubierto de pelos largos muy oscuros que se aprecian a simple vista. Superficie interna lisa, brillante y de color rojo-escarlata. Cara externa muy vellosa y de color rojo vinoso.

Pie: no tiene.

Carne: delgada y rojiza. Sin olor ni sabor destacables.

Localización: rara, se puede encontrar en otoño-invierno solitaria o esparcida por el suelo entre los musgos frescos y húmedos.

Comestibilidad: sin ningún valor culinario.

Observaciones: Scutellinia subhirtella es una pequeña especie que se caracteriza por el color rojo-escarlata y por los pelos oscuros que tiene en el margen.

Este género consta de muchas especies, todas ellas muy parecidas entre sí y muy difíciles de separar incluso después de un detallado examen microscópico. Los ejemplares de las fotografías que ilustran este texto se recolectaron al final del invierno en el Sierro de Almaraz-Cáceres.

Agradecemos a Enrique Rubio la determinación de esta especie.