Strobilomyces strobilaceus

Strobilomyces strobilaceus (Scop.: Fr.) Berk.

 

Descripción: sombrero de 4 a 10 cm de diámetro, primero globoso, después convexo, finalmente plano-convexo; margen muy enrollado en los jóvenes, excedente y muy flocoso por los restos del velo parcial. Cutícula seca, lanosa, cuarteada en grandes placas escamosas piramidales que dejan ver la carne blanca, es de color variable, gris claro o gris oscuro, en algunos casos casi negro.

Poros: grandes, irregulares, angulosos, de color blanquecino en los ejemplares jóvenes, después grises, viran al negro-rojizo a la presión. Ocultos en los ejemplares jóvenes por un fino velo algodonoso.

  

Pie: cilíndrico, duro, engrosado en la base, de superficie flocosa con amplios jirones lanosos, del mismo color que el sombrero y con ligeros tonos rojizos al madurar.

Carne: dura, fibrosa, de color blanco grisácea, enrojece al corte más o menos intensamente para después volverse negra, de sabor y olor poco apreciables.

 

  .

Localización: nace a finales del verano y en otoño, en bosques de R. melojo (Quercus pyrenaica) y castaño (Castanea sativa).

Comestibilidad: sin ningún valor culinario debido a la poca calidad de su carne.

Observaciones: Strobilomyces strobilaceus es una especie fácil de identificar en el campo por su característico sombrero peluchoso roto en grandes placas y su color gris más o menos oscuro.

Es una seta que suele aparecer en los taludes, rara y poco abundante. Las fotografías que ilustran este texto se hicieron a finales de primavera en distintos bosques extremeños de castaños y melojos.