Tremella foliacea/Tremella moriformis

Tremella foliacea Pers.: Fr.

 

Descripción: carpóforo constituido por una masa muy viscosa de 4 a 10 cm de diámetro,formada por varios pliegues o lóbulos redondeados muy marcados y profundos, ondulados a modo de guirnaldas, muy elásticos, translúcidos, brillantes y gelatinosos, de color marrón vinoso o marrón rojizo, más oscuro al secarse. Himenio liso, brillante, cubre toda la superficie de los pliegues.

  

Pie: no tiene esta adherida directamente a la madera.

Carne: acuosa, elástica, gelatinosa, blanda de color marrón rojizo, traslúcida. Olor ni sabor destacables.

 

Localización: frecuente, pero menos que T. mesenterica, nace desde otoño a primavera, crece en lugares húmedos sobre troncos, tocones y ramas caídas tanto de caducifolios como de coniferas.

Comestibilidad: no es comestible.

Observaciones: Tremella foliacea es una especie saprófita de madera muerta, fácil de reconocer por su forma de masa gelatinosa, por su color marrón rojizo y por los pliegues mucho más marcados que T. mesenterica Retz.: Fr. En Extemadura también podemos ver Tremella moriformis.

Tremella moriformis Berk.

 

 

Descripción: carpóforoconstituido por una masa muy viscosa de hasta 1 cm de largo,formada por varios pliegues o lóbulos redondeados que la dan un aspecto cerebriforme, translúcidos, brillantes y gelatinosos en los ejemplares frescos, de color marrón violeta.

Himenio: brillante, cubre toda la superficie de los pliegues.

Pie: no tiene esta adherida directamente a la madera.

Carne: acuosa, elástica, gelatinosa, blanda de color violeta  traslúcida.  

Localización: frecuente, nace en invierno, crece sobre la madera de distintas ramas muertas, a veces desde las heridas de las ramas levantando la corteza. Parásita pirenomicetos.

Comestibilidad: no es comestible.

Observaciones: Tremella moriformis es una especie de pequeño tamaño saprofita de madera muerta, es fácil de reconocer por su forma de masa gelatinosa y por su color violáceo.

Los ascomas de las fotografías que ilustran esta ficha crecían en el Sierro de Almaraz, indistintamente sobre ramitas muertas de la retama común (Retama esphaerocarpa)  y de la cornicabra (Pistacia terebinthus).