Tuber ferrugineum

 Tuber  ferrugineum Vittadini

  

Descripción: carpóforo de 1 a 3 cm de diámetro, globoso, redondeado o ligeramente aplastado, más o menos regular. Peridio duro, con la superficie rugosa formada por densas y muy pequeñas verrugas, de color pardo rojizo.

Gleba: compacta, dura, de color variable, al principio blanca-crema, después   pardo-rojiza al madurar, con venas blancas intercaladas que forman un bonito mosaico. Sabor a avellana.

Localización: frecuente, nace hipogeo solo o en grupos, madura en primavera en bosques de planifolios, principalmente encina (Quercus rotundifolia), alcornoque (Quercus suber) y álamo blanco (Populus alba).

Comestibilidad: comestible pero sin ningún interés culinario debido principalmente a su tamaño pequeño  y a la dificultad de encontrarlo.

  

Observaciones: Tuber ferrugineum es una pequeña trufa frecuente y localmente abundante en Extremadura; como todas las trufas se desarrolla enterrada en el suelo, asociada a distintos géneros de árboles como Quercus y  Populus.  Ver apartado de observaciones de T. rufum.