Tuber rufum

Tuber rufum Pico.

  

Descripción: carpóforo de 1 a 3 cm de diámetro, globoso, redondeado o ligeramente aplastado más o menos regular. Peridio duro con la superficie rugosa formada por densas y muy pequeñas verrugas; de color muy variable. Se resquebraja y abre en grietas para liberar las esporas al madurar.

Gleba: compacta, dura, de color variable, al principio blanca-crema, después pardo-rojiza con venas blancas intercaladas. Sabor dulce y olor intenso poco definido.

Localización: frecuente, madura al final de primavera y principios de verano en bosques de planifolios, principalmente encina (Quercus rotundifolia).

  

Comestibilidad: comestible pero sin ningún interés culinario debido principalmente a su tamaño pequeño y a la dificultad de encontrarlo.

Observaciones: Tuber rufum  es una pequeña trufa, frecuente y localmente abundante en Extremadura, como todas las trufas se desarrolla enterrada en el suelo asociada a distintos géneros de árboles como Quercus, Populus o Pinus con los que vive asociada. La supuesta variabilidad de esta especie, tanto macroscópicamente como en la forma y tamaño de las esporas ha dado lugar a la creación de muchas formas, variedades e incluso especies nuevas como T. ferrugineum que también podemos ver en esta web.  Es muy parecida a Tuber nitidum Vitt., de la que algunos autores la consideran una variedad.

Existen muchas especies de trufas, algunas tan interesantes como la Tuber panniferum  que es una rara trufa mediterránea que nace asociada con la encina y que madura al final de primavera. Es inconfundible por la superficie aterciopelada. La consistencia de su carne es muy parecida a la de Tuber rufum.  Aunque la traemos aquí para ilustrar esta ficha, Tuber panniferum Tul & C. Tul aún no ha sido encontrada en Extremadura.