Agaricus albertii

Agaricus albertii Bon Agaricus macrosporus Descripción: sombrero: muy grande, de hasta 30 cm de diámetro. Cutícula con abundantes escamas, a veces cuarteada, de color blanco que amarillea algo al roce. Margen incurvado en la madurez con restos flocosos. Láminas: apretadas, pálidas al principio, después de color rosa vivo, y a medida que van madurando se vuelven de color marrón-púrpura. Pie: cilíndrico, escamoso, o liso al madurar, de color blanco. Anillo súpero, amplio y muy flocoso. Carne: gruesa, espesa, blanca con olor suave a anís. Localización: nace en verano y otoño formando grandes círculos, prefiere las praderas de suelo calcáreo Comestibilidad: comestible cuando es joven. Observaciones: Agaricus albertii es una especie fácil de identificar por su gran tamaño y su hábitat. Especie con grandes esporas lo que le valió el antiguo nombre de Agaricus macrosporus. Los ejemplares de las fotografías que ilustran el texto  fueron fotografiados en una pradera dentro del pueblo de Almaraz-Cáceres donde formaban un gran corro de brujas.