Amanita crocea

Amanita crocea (Quél.) Melzer

Image 

 Descripción: sombrero de 5 a 10 cm de diámetro, al principio acampanado, después convexo y al final aplanado; margen fino, estriado. Cutícula lisa, untuosa, algo viscosa en tiempo húmedo, brillante, sedosa, de color anaranjado amarillento, más o menos oscuro, a veces con restos del velo general.

Láminas: ventrudas, apretadas, de color blanco o crema.

Pie: alto, cilíndrico, estrecho en lo alto, cubierto de pequeñas escamas blancas o anaranjadas formando dibujos en zigzag. Anillo ausente. Volva alta, amplia y membranosa.

Carne delgada, frágil, blanca, sin sabor ni olor destacables.

Localización: frecuente, nace en otoño y primavera, crece en grupos o solitaria bajo roble melojo (Quercus pyrenaica), alcornoque (Quercus suber) y castaño (Castanea sativa).

Comestibilidad: comestible previa cocción igual que todas las especies del grupo vaginata.

Observaciones: Amanita crocea  es una especie que se caracteriza por el bonito color anaranjado de la cutícula y pie blanco. Los ejemplares grandes se pueden confundir con Amanita caesarea (Scop.:Fr.) Pers., pero la ausencia de anillo y las láminas blancas las separan con facilidad. Parecida también a Amanita fulva Fr., de cutícula pardo rojiza.