Arachnopeziza aurelia/Rutstroemia calopus

Arachnopeziza aurelia  (Persoon) Fuckel

Image 

Descripción: carpóforo en forma de pequeñísima cazoleta de 0,5 a 2 mm de diámetro con forma de copa en los ejemplares jóvenes y cóncavo abierto más tarde; margen incurvado, densamente poblado de pelos largos, erizados y de color amarillo anaranjado. Cara himenial lisa, de color crema-grisáceo o amarillo pálido. Cara externa de un bonito y llamativo amarillo anaranjado, naranja fuerte en los pelos que la recubren.

Pie: sin pie evidente, está directamente sujeta al sustrato por un pequeño estrechamiento en la parte inferior del carpóforo casi siempre acompañado por una especie de telaraña compuesta por filamentos blancos entrecruzados.

  

Carne: insignificante, pálida, sin olor ni sabor especial.

Localización: nace en otoño-invierno, crece formando colonias de numerosos ejemplares sobre la parte inferior de restos vegetales caídos a tierra y en estado de descomposición de robles, restos de corteza de eucalipto y hojas de diferentes caducifolios.

 Comestibilidad: sin ningún interés culinario.

Observaciones: Arachnopeziza aurelia es una especie relativamente común pero difícil de localizar debido a su pequeño tamaño y nacer semi-tapada por los restos vegetales. Es un diminuto pero bonito ascomiceto que actúa como saprofito, es fácil de determinar en el campo por su aspecto macroscópico y color rojo-anaranjado.

 En Extremadura también podemos encontrar la Rutstroemia calopus.

Rutstroemia calopus (Fr.) Rehm

 

 

Descripción: carpóforo muy pequeño con forma de disco, de hasta 0,4 cm de diámetro; margen regular. Superficie himenial lisa, de color ocre o marrón. Cara externa blanca.

Pie: corto, algo cónico y relativamente grueso, de color blanquecino.

Carne: escasa, olor y sabor inapreciables.

Hábitat: nace otoño-invierno, aislada o formando grupos de varios individuos sobre ramitas secas de gramíneas a las que se sujeta con su pequeño pie.

Comestibilidad: sin valor comestible.

ObservacionesRutstroemia calopus  es una especie bien caracterizada por su morfología y por vivir sobre ramitas secas de gramíneas. Se puede confundir con Rutstroemia paludosa que vive sobre tallos muertos de juncos, aunque para muchos autores se trata de la misma especie.

Otras especies del mismo género son Rutstroemia rufofusca que vive sobre las hojas de la Pistacia; Rutstroemia coracina vive sobre las hojas de encina, y otra especie parecida es Ciboria cistophila que fructifica sobre las hojas de Cistus albidus. Los ejemplares de las dos fotografías que ilustran el texto crecían en invierno sobre ramitas secas de gramíneas en el Sierro de Almaraz-Cáceres.

 Agradecemos a nuestro amigo y gran micólogo Enrique Rubio la determinación de esta especie y la micrografía de las esporas que ilustra este texto.