Coprinus comatus

Coprinus comatus (Múll.: Fr.) S.F. Gray.

  

Descripción: sombrero de 5 a 15 cm de diámetro, al principio cilíndrico a ovoide, cerrado, después acampanado sin llegar a abrirse del todo; margen incurvado, liso, blanco a vinoso y delicuescente. Cutícula sedosa, blanca, cubierta de abundantes escamas peluchosas, blanquecinas a parduzcas. Todo el sombrero es delicuescente, empieza por el margen que se vuelve de color vinoso y pasa al negro al licuarse, terminando por desaparecer al convertirse en una masa liquida de esporas parecida a la tinta.

Láminas: muy numerosas, apretadas, libres, blancas que pronto pasan al rosa-rojizo y después al negro al licuarse.

  

Pie: muy largo, cilíndrico, fibroso, hueco, fácilmente separable del sombrero. Anillo medio, membranoso, delgado, blanco, móvil y fugaz.

Carne delgada, tierna, primero blanca, después rojiza y negra al licuarse.

 

Localización: muy frecuente y abundante, crece en otoño y primavera en pastizales, claros de dehesas y zonas herbosas pastoreadas.

Comestibilidad: comestible excelente y delicado, debe consumirse antes de que las láminas se vuelvan negras, proceso que se produce en muy poco tiempo. Se recomienda quitarle el pie en el momento de recolectarlo, dicen que así se retrasa su maduración.

  

Observaciones: Coprinus comatus es una especie que se caracteriza por su típica forma, su aspecto escamoso-peluchoso y su color blanco lo hacen inconfundible. Es frecuente encontrarlo atacado por las babosas que sienten una especial atracción por su carne fina y delicada.