Endogone lactiflua

Endogone lactiflua Berkeley & Broome

  

Descripción: carpóforo pequeño de 0,5 a 1 cm de diámetro, subgloboso o tuberiforme con los ángulos agudos y restos de cordones miceliales en la base. Superficie irregular, al principio algodonosa, de color blanquecino con manchas amarillas y totalidades rosas al envejecer. Peridio delgado, no separable que se desvanece en los ejemplares maduros dejando ver con la ayuda de la lupa los zigosporangios esféricos.

 

Gleba: formada por un aglomerado de pequeños gránulos, de color ocre-asalmonado que al cortarla normalmente segrega un abundante látex blanquecino.

  

Localización: nace de forma hipogea, crece y madura a final del invierno y primavera, más o menos enterrado en suelos ácidos y ligeros, asociado con Fagus, Quercus, Pinus, etc., generalmente tapado por el humus e incluso debajo de los musgos.

Comestibilidad: sin ningún interés culinario.

  

Observaciones: Endogone lactiflua es la especie más común de los Endogone, se caracteriza por la gleba de color salmón y por segregar un abundante látex blanquecino que da nombre a la especie. Es un hongo hipogeo bastante raro en Extremadura.