Entoloma pleopodium/Entoloma undatum

Entoloma pleopodium(Bull.) Noordel.

 

Descripción: sombrero de 1,5 a 7 cm de diámetro, al principio cónico acampanado y después convexo con un mamelón obtuso; margen excedente, ondulado y estriado por transparencia. Cutícula seca, sedosa y brillante, estriada por transparencia en tiempo húmedo, de color amarillo verdoso a ocre amarillento.

  

 

Láminas: ventrudas, apretadas, separadas, al principio blancas amarillentas de color desiguales, escotadas, de color grisáceo al principio, al final con tonos rosados por las esporas, tiene la arista ligeramente denticulada.

Pie: esbelto, más bien largo, cilíndrico, hueco, con la superficie sedosa, de color amarillo-oliváceo con la base blanca por los restos del micelio.

  

Carne: delgada, acuosa, blanquecina amarillenta, sin olor y sabor destacables.

Localización: nace en otoño-invierno entre abundantes restos vegetales.

Comestibilidad: no es comestible.

Observaciones: Entoloma pleopodium es una especie poco frecuente que se caracteriza por su color amarillento. Los ejemplares de las fotografías que ilustran este texto crecían en bosque mixto de pino y roble melojo en Jarandilla de la Vera-Cáceres. Otro entoloma raro en Extremadura es Entoloma undatum.

 

Entoloma undatum (Fries) Mos.

Descripción: sombrero de 1 a 3 cm de diámetro, deprimido o umbilicado en el centro; margen incurvado. Cutícula fibrillosa, sedosa,  con círculos concéntricos, de color gris-marrón.

 

Láminas: decurrentes, parduscas.

Pie: central, cilíndrico, del mismo color que el sombrero, blanquecino en la base.

Carne: delgada, blanquecina, olor harinoso.

Localización: nace en primavera y otoño, en claros de bosques, preferentemente en suelos frescos y húmedos.

Comestibilidad: sin valor culinario.

Observaciones: Entoloma undatum es una especie bastante rara que se caracteriza por el sombrero embudado, adornado con círculos concéntricos, láminas decurrentes y rosadas sobre todo en la madurez.

Las fotografías se hicieron sobre individuos que crecían en otoño bajo encinas en los cerros calizos de Almaraz-Cáceres.