Lactarius torminosus/Lactarius pubescens

Lactarius torminosus Schäef. Ex Fr.

Lactario del abedul

 

Descripción: sombrero relativamente pequeño, de 5 a 8 cm de diámetro, convexo, y a veces fuertemente deprimido; margen de joven enrollado y después incurvado, flocoso y muy peloso. Cutícula muy lanosa, de color encarnado-rosada o marrón-rojiza, seca, con círculos más pronunciados en los ejemplares adultos y cubierta por pelos de apariencia lanosa más abundantes hacia el margen, en los ejemplares jóvenes a veces cubren totalmente las láminas.

Láminas: apretadas, decurrentes, de color crema rosadas.

Pie: cilíndrico, relativamente corto en relación con el sombrero, de color blanquecino rosado o del mismo color que el sombrero.

Carne: algo espesa, blanquecina a cremosa. Látex picante de color blanquecino que no cambia de color, olor afrutado y sabor algo picante.

Localización: aparece en otoño, siempre relacionada con árboles del género Betula con los que forma micorrizas.

Comestibilidad: sin interés culinario, no recomendamos consumirlo debido a su carne amarga y picante.

Observaciones: Lactarius torminosus es una especie que se caracteriza por su exclusivo hábitat de abedules, sus sombreros zonados en circulo en los que predomina el color rojizo, y por su margen con abundantes flecos lanosos.  Es poco frecuente en Extremadura debido a la escasez en nuestra comunidad de árboles del Género Betula con los que forma micorrizas.

Se puede confundir con Lactarius pubescens.

 Lactarius pubescens Fr.

 

La variabilidad de color de esta especie, a veces blanco pero otras veces rosado carneo o encarnado, junto con la característica de que también es exclusiva de abedules, hizo que se considerara durante un tiempo como una variedad de Lactarius torminosus que nace también bajo abedules. Se distingue por el tono más blanquecino y la ausencia de zonas concéntricas en el sombrero.