Leucoscypha semiinmersa/Leucoscypha patavina

Leucoscypha semiinmersa (P. Karsten) Svrcek.

 

Descripción: carpóforo muy pequeño, sésil, de 1 a 3 mm de diámetro, gregario. Inicialmente con forma de copa pero pronto expandido más o menos aplanado y de color marrón anaranjado; borde denticulado y festoneado de blanco. Cara himenial brillante, lisa y de color castaño anaranjado. Superficie externa más o menos pruinosa, del mismo color pero algo más clara.

Pie: no tiene.

Carne: insignificante y sin olor ni sabor especial.

Localización: nace en primavera y otoño, es bastante abundantee y se desarrolla sobre sustratos húmedos y ricos en materia orgánica.

Comestibilidad: sin ningún interés culinario.

Observaciones: Leucoscypha semiinmersa es una especie difícil de observar. Macroscópicamente se caracteriza por su pequeño tamaño y por vivir sobre suelos húmedos y ricos en materia orgánica. Una especie próxima es Leucoscypha patavina.

 Leucoscypha patavina Cooke & amp; Sacc. apud Cooke) Svrcek

Descripción: carpóforo pequeño, sésil, de 5 a 10 mm de diámetro, gregario. Inicialmente esférico y enterrado, al aflorar a la superficie tiene forma de copa pero pronto aparece expandido más o menos aplanado y de color marrón anaranjado; borde denticulado y festoneado de blanco. Cara himenial brillante, lisa y de color castaño anaranjado. Superficie externa más o menos pruinosa, del mismo color pero algo más clara.

Pie: no tiene.

Carne: insignificante y sin olor ni sabor especial.

Localización: nace en primavera y otoño, es poco frecuente, al principio se desarrolla medio oculta sobre sustratos arenosos ricos en briófitos con los que tiene una relación no del todo aclarada.

Comestibilidad: sin ningún interés culinario.

Observaciones: Leucoscypha patavina es una especie difícil de observar debido a que nace muy oculta, semi-tapada por los musgos. Macroscópicamente se caracteriza por su pequeño tamaño, su color llamativo y por vivir medio oculta entre briófitos.

Es muy parecida a Leucoscypha semiinmersa, pero ésta tiene los carpóforos más pequeños y un color anaranjado poco intenso, tendiendo más hacia colores ocres o marrones claros.