Mycena rosea

Mycena rosea (Bull.) Gamberg

  

Descripción: sombrero de 3 a 6 cm de diámetro, higrófano, cónico-acampanado, después plano-convexo, con mamelón ancho; margen excedente, incurvado y estriado por transparencia, algo más claro que el sombrero. Cutícula, lisa, higrófana, viscosa en tiempo húmedo, de color rosa pálido más o menos blanquecino hacia el margen, se puede decolorar por la lluvia.

Láminas: ventrudas, anchas, blancas y más tarde rosadas.

Pie: cilíndrico, ensanchado en la base, fibroso, liso, de color blanco con tintes rosados.

Carne: escasa, acuosa, blanca rosada, olor y sabor a rábano.

Localización: aparece en otoño-invierno, crece en lugares húmedos y forma grupos de pocos ejemplares entre la hojarasca de distintos árboles. 

Comestibilidad: sospechosa de ser tóxica. 

Observaciones: Mycena rosea es una especie próxima a M. pura (Pers.: Fr.) Kumm., y para algunos autores se trata de la misma especie. Se caracteriza por su mayor porte, el color rosado de la cutícula y pie blanco, mientras que en M. pura predominan los colores azulados o liliáceos. Ambas especies son frecuentes y fáciles de ver en los bosques extremeños.