Scleroderma meridionale

Scleroderma meridionale  Demolium & Maleçson

  

Descripción: carpóforo globoso irregular, de 3 a 6 cm de diámetro y estrechado hacia la base. Peridio grueso y de consistencia coriácea y dura, con la superficie lisa o algo rugosa, a veces con grietas y fisuras dejando ver la carne, es de color amarillo vivo. Al madurar el peridio se abre irregularmente formando una rudimentaria estrella con los brazos cortos, dejando al descubierto el polvo esporal.

Pie: en la base presenta un pseudopie o pie bien formado, grueso y a veces muy largo, está formado por el acumulo de restos del micelio.

Carne: (gleba), al madurar se vuelve pulverulenta de color negro.

Localización: frecuente y en algunos lugares muy abundante, nace en otoño-invierno formando grupos en dehesas de encina (Quercus rotundifolia), roble melojo (Quercus pyrenaica) y pino (Pinus pinaster).

Comestibilidad: no es comestible.

  

Observaciones: Scleroderma meridionale se caracteriza principalmente por su color amarillo uniforme y por su pie a veces de proporciones descomunales y muy enterrado.

Se puede confundir con Scleroderma verrucosum (Bull.: Pers.) Pers., que tiene la superficie del peridio finamente escamosa y de color parduzco. Antes de desenterrarla también se puede confundir con ejemplares pequeños de Scleroderma polyrhizumJ.F. Gmel.: Pers., pero esta última tiene un pseudopie muy corto.