Sphaerobolus stellatus

Sphaerobolus stellatus Tode: Pers.

  

Fructificación: carpóforo diminuto, de 1 a 2 mm de diámetro, con peridio al principio de forma globosa a esférica, de color amarillento-blanquecino, al madurar se abre formando una pequeña estrella con 6 a 8 brazos muy cortos, dejando ver la cara interna del peridio amarillo-anaranjada, y el peridiolo globoso, viscoso, blanquecino-amarillento y traslúcido que contiene las esporas y que una vez maduro es expulsado. 

Localización: nace en otoño y primavera, crece formando colonias sobre madera muerta, ramitas y también sobre excrementos de animales.

Comestibilidad: no es comestible.

Observaciones: Sphaerobolus stellatus es una especie muy característica y aunque su pequeño tamaño la hace pasar desapercibida, es fácil de reconocer directamente sobre el terreno por su típica forma y, principalmente por los peridíolos esféricos que contiene. El peridíolo, una vez maduro, y por un complicado mecanismo en el que interviene la presión osmótica en los tejidos del peridio, es lanzado con fuerza bastante lejos del carpóforo, llegando a alcanzar hasta 1 m de distancia.  Es el único hongo que utiliza este curioso mecanismo de dispersión de las esporas que están contenidas en el peridíolo de forma esférica. En una de las fotografías que ilustran este texto se puede ver algún carpóforo con la cavidad en forma de estrella vacía y otros con el peridíolo esférico hinchado y a punto de ser expulsado.