Genabea cerebriformis

Genabea cerebriformis (Harkn.) Trape

 

 

 

Descripción: carpóforo pequeño, de 0,5 a 1,5 cm de diámetro, con típico aspecto cerebriforme, hueco, de forma globosa irregular,  lobulado. Peridio finamente verrugoso, de color ocre claro. Himenio laberíntico,  cubriendo toda la parte interior.
Carne: escasa, ocrácea-amarillenta, con olor  y sabor aromáticos.



Localización: poco frecuente, nace asociada principalmente a la encina en invierno y primavera, crece hipogeo en suelos básicos o arcillosos.
Comestibilidad: sin interés culinario, debido principalmente a su pequeño tamaño y a la dificultad de encontrarla.
Observaciones: Genaeba cerebriformis es una especie poco frecuente en Extremadura posiblemente debido a la dificultad de encontrarla. Se desarrolla  enterrada a poca profundidad. Es fácil de identificar directamente sobre el terreno debido a sus  características macroscópicas. Los ejemplares que ilustran este texto crecían tapados por los musgos en suelo básico debajo de la jara blanca (Cistus albidus).
Este hongo ha sido publicado como una nueva aportación para el catálogo micológico de especies hipogeas para Extremadura en la revista de la Sociedad Micológica Extremeña-2010.

Picoa lefebvrei  (Pat.) Maire (1906)

En suelos básicos es frecuente encontrar también la Picoa lefebvrei que forma carpóforos de 1 a 3 cm de diámetro, de color marrón oscuro con el peridio que se resquebraja formando verugas; tiene la gleba blanca.

Es una especie primaveral que nace asociada al Helianthemum. La traemos aquí para ilustrar esta ficha pero aún no se ha encontrado en Extremadura.