Gyroporus castaneus

Gyroporus castaneus (Bull.:Fr.) Quél.

   

Descripción: sombrero de 3-8 cm de diámetro, primero semigloboso, después plano-convexo; margen fino, algo incurvado. Cutícula seca, mate,  aterciopelada, lisa o poco rugosa, de color castaño más o menos claro, leonado, canela  o pardo-rojizo. 

 

Poros: pequeños, angulosos a redondeados, primero blancos, después amarillentos, parduscos en las partes dañadas. Tubos cortos, ventrudos, libres, separables, blancos.

 

 

Pie: cilíndrico, de forma irregular y normalmente engrosado en la base con el interior típicamente cavernoso, superficie seca, mate, afieltrada-tomentosa, del mismo color que el sombrero.

Carne: dura, coriácea de joven, después blanda y esponjosa, blanca inmutable. Sabor dulce y olor agradable.

Localización: nace en otoño, es poco frecuente, crece solo o en grupos bajo alcornoque (Quercus suber), encina (Quercus rotundifolia), roble melojo (Quercus  pyrenaica) y castaño (Castanea sativa).

Comestibilidad: comestible, solo los sombreros, pero con poco interés culinario debido a su escasez.

Observaciones: Gyroporus castaneus es una especie muy característica y fácil de identificar principalmente debido a su pequeño tamaño, sombrero y pie de color pardo castaño, además ante la duda la podemos confirmar cortando un ejemplar por la mitad para comprobar las cavernas del pie.